No me hace gracia que coincida con la F1, porque ya pierde el encanto MINI...