Hay que pensar entre sí prefieres estética o prestaciones.

A un Cooper le cuesta mover unas llantas de 17.

A título de curiosidad, cuando fuimos hace unos años a ver la Mini Challenge...