50 años de Mini...
y muchos más que serán!
Lord save... the Mini!