Hola chicos,

Hace algo mas de un mes, circulando por autopista (llevaba 300 km's) mi mini (R56 del 2007 con 58.000 km) se paró con la consiguiente humarea blanca en motor y tubo de escape.
La grua me trasladó el coche a un servicio oficial de Castellón. El coche había tenido una subida de temperatura muy grande. Allí me dijeron que el termostato lo tenía roto y tenían que sustituirlo y además vieron que la tapa de balacines estaba fundida (imaginar como estaría el interior). Me insistieron diciendo que tenían que cambiar estas dos cosas para ver si con eso se solucionaba la avería sin preocuparse de buscar el origen del problema.
Después de cambiarme ambas piezas y de pagar más de 750 euros, el coche cogía presión en las tuberías y la avería continuaba estando.

Decidí sacar mi coche del concesionario oficial y ahora mismo está en un taller de confianza para mí.

El bloque del R56 es de aluminio y la subida de temperatura que tuvo ha debido deformar bastante la culata. Han sacado el motor y han empezado a desmontar culata; el caso es que han visto que el segundo cilindro está enganchado.

Ahora están esperando que venga el taller que hace las rectificaciones para ver tolerancias de rectificado y si hay "algo más".

Con lo cual, un coche que ha sido mimado al máximo tiene un motor con 58.000 km's practicamente para tirar a la basura.

Me planteo buscar algo de desguace y sustituirlo pero la oferta escasea....
En fin, espero opiniones vuestras, a ver si me ilumináis un poco.

Saludos!