Hace una semana se confirmaba el cambio al mando de Citroën, Yves Matton sustituía a Olivier Quesnel, mientras que esta misma también se hacia publica la marcha de Sven Smeets hacia Volkswagen. Hoy toca habla del relevo al mando de Mini. David Richards, presidente de Prodrive y encargado hasta ahora del equipo del Mundial de Rallyes, deja este último cargo en manos de David Wilcock.

Wilcock además seguirá con el puesto que ostentaba hasta el momento, a cargo de la dirección técnica de Prodrive y estará ayudado de Roy Campbell. Al parecer, y todo ello según palabras del propio Richards, este cambio habría sido una decisión predeterminada tomada hace dos años y confía ampliamente en el trabajo de Wilcock.

MotorpasionF1