Segunda victoria de Pierre Campana

Pierre Campana se adjudicó la victoria el pasado sábado en una de las pruebas más conocidas del Nacional Francés, el Rallye Mont Blanc-Morzine.


El piloto corso, que acabó décimoctavo en el pasado Rallye de Alemania, donde tuvo lugar su debut mundialista con un MINI John Cooper Works WRC del equipo Drive-Pro, comenzó la segunda etapa en cuarta posición a espaldas del Citroën C4 WRC de Dany Snobeck y de los Peugeot 307 WRC de Comte y Roché. Nada más salir pinchaba una rueda en la primera especial del sábado y Nantet le superaba con su espectacular Porsche 911 GT3. Pero, a partir de mediodía, todo se le puso de cara a Campana: le devolvió la jugada a Gilles, se colocó tercero tras la salida de carretera de Snobeck, y, en el siguiente tramo, pasó a ocupar el liderato con una cómoda ventaja sobre Nantet -que se equivocaba en la elección de ruedas- después de la avería que dejaba tirado a Roché y la penalización de diez minutos que apeaba a Comte del liderato.

Así, Campana firmó tres scratch y se acabó adjudicando su segunda victoria -tras la obtenida en el Memorial Richard Burns- en su tercera aparición con el MINI John Cooper Works WRC. Nantet situó su Porsche en segunda posición, a casi minuto y medio del ganador, seguido del Peugeot 207 S2000 de Gal y del Citroën DS3 R3 de Cédric Robert. Crozet fue quinto con su Citroën Xsara WRC, por delante del Mégane RS de Guigou y de los Renault Clio R3 de Princen y Barral. Comte tuvo que contentarse con la décima posición.