MINI CHALLENGE ARGENTINA: Comienzos difíciles


Debido al problema que había entre importadores, el Gobierno Nacional y la Aduana, los Mini Challenge que venían a competir a la Argentina se habían quedado parados en la Aduana durante mas de 3 meses.

Según funcionarios de la Aduana, se habría eludido el pago de 205.619 dólares en impuestos. Además de tener que abonar esa suma, el importador debía pagar una multa por “declaración inexacta” por otros 205.619 dólares.

Tras este percance, en enero ya no sólo los Mini Challenge, sino prácticamente todos los BMW y Mini arribados a la Argentina fueron retenidos en la Aduana hasta que se pusiera en marcha el nuevo sistema de Licencias No Automáticas para poder ingresarlos.


Finalmente los coches ya fueron retirados de allí, y ahora se están preparando para empezar a competir el 18 de julio, en Rio Hondo, junto al campeonato TC2000.

La Copa Mini Challenge constará de 18 unidades, que fueron preparadas en Inglaterra, por los responsables de la línea deportiva John Cooper Works. Para competir los interesados deberán pagar 4.000 dólares y deberán tener la licencia deportiva de la CDA.