Home la comunidad MINI Entrevista con Oliver Heilmer, Head of MINI Design

Entrevista con Oliver Heilmer, Head of MINI Design

oliver-heilmer-head-of mini design

Para Oliver Heilmer,  jefe de diseño de MINI desde  septiembre de 2017, el diseño no es sólo una carrera profesional, es una vocación. La motivación de Oliver ha sido el deseo de crear coches desde que era un niño. Ahora, con 43 años, nos cuenta su idea sobre lo que es un buen diseño, sus planes de futuro para MINI y el sentido de la valentía y el atrevimiento que se necesitan cada día para afrontar el futuro.

¿Por qué elegiste ser diseñador?
Desde que tengo uso de memoria, los coches siempre me han fascinado. Siempre he dibujado coches, y siempre con una enorme sonrisa en mi cara. Recuerdo que cuando era pequeño, cogía revistas y dibujaba alerones en las fotos de los coches que me gustaban. Tiempo más tarde me atreví a diseñar mis propios modelos de coche. Pronto quedó claro que iba a ser diseñador de coches. Como podéis imaginar, mi familia no se lo tomó muy en serio. Pero cuando hice las prácticas en una empresa alemana de automoción de Stuttgart (que no vamos a mencionar) sentí que mi deseo y mi convicción se hacían más fuertes y supe que eso era exactamente lo que quería hacer el resto de mi vida.

¿De dónde sacas la inspiración? ¿Qué hace que los engranajes empiecen a funcionar?
En resumen, me fascina cualquier cosa que active mi imaginación y haga saltar mi creatividad. Por ejemplo, la música me ayuda mucho a inspirarme, cualquier cosa, desde el jazz hasta el hip-hop. Por otra parte, la estética de los productos técnicos también me vuelve loco. Me pongo a pensar en productos que ya han sido desarrollados y construidos por ingenieros desde un punto de vista puramente técnico, pero me maravilla su belleza.

No sé si conocéis las máquinas de café Faema de los años 1950s y 60s, por poner un ejemplo. Es el tipo de producto del que hablo. Desde que era pequeño también me fascinaba la belleza de la maquinaria pesada, como la segadora industrial de la granja de mis abuelos.  at my grandparents’ farm. Me podía pasar días mirándola o subido en ella.  Me encantan todos los objetos bellos, aunque claro, la belleza es algo muy subjetivo.

¿Cómo definirías lo que es un “buen diseño”?
Para mi,  el buen diseño consiste en tener un propósito. La funcionalidad de un producto tiene que estar inmediatamente clara desde su forma y por supuesto, ser útil. A veces no tiene por qué estar relacionado necesariamente con la belleza.

Creo que otro buen ingrediente para un buen diseño es que no sea demasiado estridente, pero al mismo tiempo, debería polarizar, por lo menos en cierto grado, o te arriesgas en pasar desapercibido.

Hay muchos ejemplos de diseños de coches que inicialmente polarizan opiniones pero a pesar de ello (o gracias a ello) crean una tendencia en ese sector del automóvil.  El BMW X6 es un buen ejemplo. Un buen diseño no tiene por qué venir sólamente de un diseñador, aunque algo de sensibilidad estética es deseable. La construcción de la carrocería inicial de muchos coches se origina esculpiéndolos en madera. Quienes lo hacían, no eran ingenieros, eran gente con un don especial para la artesanía con ese sentido del que hablo que aúna sensibilidad estética y funcionalidad. No creo que en los tiempos en que se hacía así, aquellos escultores supieran mucho sobre teoría, como crear superficies lineales, superficies de aceleración o posicionamiento de puntos de iluminación. Simplemente encontraban la forma de hacerlo bien.

P90289587_highRes_mini-cooper-s-conver

¿Qué significa MINI para ti?
Para mi, MINI engloba una actitud moderna y segura de sí misma, lejos de lujos superficiales. No importa lo exclusivo o equipado que un MINI sea por dentro,  lo que importa es que siga siendo un coche compacto por fuera. Para mi forma de entender, esto demuestra que la gente que conduce un MINI lo hace para su propio disfrute, no para el de los demás.

Por supuesto, queremos ser distintos y expresar nuestra personalidad a través de un coche en cierto grado. Los conductores MINI lo hacen a través de los valores intrínsecos de este coche. Yo creo que MINI no se corresponde con ninguna clase, en la manera que consigue este resultado.  Y tienes que tener en cuenta que muchos clientes de MINI tienen una conexión única y profunda con su MINI. MINI es una marca muy emocional, y eso es algo que no se encuentra muy a menudo, de una manera tan especial en el mundo del automóvil.

¿Qué es lo que más te gusta de ser diseñador de coches?
Como diseñadores de coches, participamos activamente en la creación de nuestro propio futuro y siempre estamos buscando la mejor manera de sacar todo el provecho de una época tan excitante. Por supuesto, no sabemos exactamente cómo será ese futuro, pero estoy seguro de que los cambios tecnológicos que estamos experimentando serán muy positivos.

Saber que puedo contribuir a ese proceso es todo lo que necesito para salir de la cama por las mañanas.

Otra cosa que me llena en mi trabajo es que el diseño te da la oportunidad de poner a prueba ciertas cosas. Encuentro eso extraordinariamente motivador. Pero eso no es suficiente para mi. En unos pocos años, me gustaría poder mirarme al espejo y  decir que he hecho todo lo que estaba en mis manos para llevar el diseño de MINI y a la marca hacia el futuro. Mantener los logros ya conseguidos no es exactamente mi mayor objetivo.

¿Dónde ves a MINI en el futuro y qué tipo de cosas sacarías adelante como jefe de diseño de MINI?
Tal y como yo lo veo, MINI es una marca que no sólo debería ser capaz de estar en desarrollo constante, incluso cambiante. La gama de productos que hemos conseguido lanzar es muy buena.  Desde el punto de vista de la calidad, estamos dando unos pasos más grandes que nunca y superando con creces a muchos de nuestros competidores.

Sin embargo, está también claro que nuestro camino no puede ser únicamente la evolución. Tenemos algunos grandes puntos bien marcados en nuestra agenda; la conducción autónoma, movilidad eléctrica, digitalización y servicios compartidos, sólo por nombrar algunos…

Siempre necesitamos estar perfilando nuevas ideas. Llegados a este punto, para mi el factor clave es que MINI siga siempre siendo una marca tan auténtica.  Después de todo, MINI es una marca muy urbana y eso es algo que tendrá que quedar implícito en los años venideros.  Así que para mi, el futuro de MINI debería pasar por ser una marca púramente eléctrica. Claramente, todavía hay mucho trabajo por hacer en términos de infraestructura, pero estoy seguro de este futuro.

Otro punto importante es  que ocupará nuestros cerebros en los años venideros mucho más tiempo de lo que lo hace ahora es nuestra relación con los clientes y sus coches. Sabemos que los clientes de MINI tienen una conexión especial con sus coches y con la marca. Así que, ¿no sería fantástico que en el futuro nos pudiéramos comunicar de la forma en la que ahora lo hacemos con familiares y amigos en lugar de a través de menús y clicks? Veo un gran potencial para MINI como pionero en este camino.

Ya que sacas el tema, hablemos de la movilidad eléctrica. ¿Qué tiene para ti de especial crear un MINI eléctrico? ¿En qué se diferencia el diseño de este tipo de coche de los demás?
Las nuevas tecnologías siempre son más atractivas para los diseñadores, porque inyectan algo de aire fresco y energía y de paso pueden ser el detonante para iniciar algo totalmente nuevo. 

Los formatos de coche eléctrico siempre son un reto porque tenemos que enfrentarnos a una nueva distribución de las geometrías. Los motores eléctricos son notablemente más pequeños, pero las baterías se llevan una buena porción de espacio, mayor que el propio depósito de gasolina. En el futuro, esto nos dará mucha más libertad, en lo que a distribución de espacio e interiores se refiere. Y aquí sí que veo un gran potencial para MINI.

Actualmente estás trabajando en el MINI eléctrico, que será presentado a lo largo del próximo 2019. ¿Qué nos espera?
El MINI eléctrico será un MINI auténtico. En otras palabras, tendrá la capacidad de ser muy emocionante, con un impacto mínimo al medio ambiente.

Algunos detalles serán prácticamente invisibles pero muy importantes. Por ejemplo, el uso de las tecnologías de impresión 3D.  De momento no puedo dar más detalles, porque seguimos trabajando intensamente en el diseño de este MINI y todavía hay decisiones que se tienen que tomar.

P90289426_highRes_mini-cooper-s-3-door

Entonces ¿Qué podemos esperar del futuro de MINI y en especial del diseño de MINI?
MINI no vive en el presente o el pasado, ni siquiera teniendo el enorme pasado histórico que nos caracteriza. El Mini clásico fue diseñado cuadradito para un propósito concreto y desarrollado en respuesta a una poderosa necesidad.  Esta es una de las razones para que se haya convertido en un icono de hoy en día.

Me encantaría llevar esta esencia de proyecto hacia el futuro, con todas las posibilidades que conlleva. Es este equilibrio entre tradición y futuro lo que hace que mi trabajo en MINI sea tan interesante. Al mismo tiempo, MINI puede permitirse ser una marca provocadora  (mejor dicho, tiene el deber de serlo).  MINI es una marca extraordinariamente emocional. Nos deberíamos permitir, e incluso forzar, a ser más arriesgados y a atrevernos a llegar más lejos, incluso si eso supone tener el riesgo de cometer algunos errores.

Para mi MINI ya no se puede concebir ni entender sólo como un producto. MINI es una actitud. MINI trata sobre el cambio constante en el entorno urbano.  Es un latido que sigue el ritmo de la ciudad. Para mi MINI es definitivamente algo relacionado con la diversidad, lo más opuesto a la “monocultura”.

¿Cómo será eso concretamente?
Mirando algunos de los proyectos en desarrollo,  se podría decir que, desde luego, nos estamos preguntando qué será lo que haga diferente a MINI en el futuro. ¿Será el techo o el radiador hexagonal? ¿o el diseño del interior será decisivo en el diseño del exterior, teniendo en cuenta que el habitáculo cambiará por la conducción autónoma?

Sea como sea, nuestro trabajo será que un MINI sea siempre reconocible como un MINI, incluso si, por seguir con este caso, nuestras carreteras están dominadas exclusivamente por coches de conducción autónoma en forma de cajón.

No tengo dudas de que en el futuro habrá un gran cambio. Ya no diseñaremos sólo coches, estaremos creando experiencias. MINI será también reconocible a través de las experiencias y del concepto que sigue gustando a la gente para diferenciarse del resto.

Espero que las necesidades fundamentales de nuestros clientes sean similares en el futuro. I expect the fundamental needs of our customers to remain similar in the future: quieren mantenerse al día mientras conducen, quieren anticiparse y disfrutar de una relación interactiva con su vehículo. Mira el ejemplo de la conectividad. Ahora ya no estamos hablando de tamaños de pantalla, hablamos de la conexión emocional durante su uso.

La clave de todo esto es la interacción y es algo que todavía tenemos que acabar de perfilar.

MINI tiene la oportunidad de abrir nuevos caminos

 

.

¡Muchísimas gracias!

P90289427_highRes_mini-led-rear-lights